Trucos al natural

Posted on 6th junio 2012 by admin in Trucos - Tags:  

 

Pepino para los párpados: Una mirada cansada, producto de bolsas en tus ojos, te hace lucir desaliñada y fatigada. Corta dos rebanadas de pepino y ponlas en tus párpados durante 15 minutos. Tu mirada y rostro se renuevan!

Mascarilla 100% natural antiarrugas:

Tritura media palta o aguacate, mézclalo con el zumo y pulpa de ½ limón, agrega una cucharada de nata y dos de zumo de zanahoria. Aplícalo en tu rostro y deja actuar durante 15 minutos. Enjuaga bien y listo, un cutis perfecto.

Leche para tu piel al estilo Cleopatra:

Aplícate un yogurt natural en el rostro y déjalo reposar por 5 minutos. Enjuaga con agua tibia. Una vez a la semana, enjuaga tu cara con leche y luego lávala con agua. Tendrás una piel tersa y suave.

Limón para tus codos:

Los codos secos y ásperos son un mal frecuente. Mientras te duchas, frótalos con un limón. Luego, hidrátalos con una crema humectante. Poco a poco se irán suavizando.

Mayonesa para tu cabello:

Un pecado para nuestra línea pero santo remedio para el cabello. Prepara una mayonesa casera, de preferencia con aceite de oliva, y aplícala en tu cabello húmedo por 15 minutos. Enjuaga con agua fría. Tu cabello seco y maltratado se transforma.

Mascarilla revitalizante instantánea:

Tritura la pulpa de una papaya y mézclala con una cucharada de miel. Aplícalo en tu rostro y deja actuar por 15 minutos. Verás tu piel radiante en segundos.

Belleza con mayonesa

Posted on 6th junio 2012 by admin in Ten a tu cuerpo bajo control,Trucos - Tags: ,  

 

 

Muchas famosas dicen usar mascarillas capilares de mayonesa para darle brillo al cabello. La mayonesa ayuda a tener un cabello más manejable y brillante porque contiene vinagre que balancea la acides del champú y aceite y huevo que dan suavidad y nutren el cabello. Es ideal para cabello normal o seco y de textura media o gruesa.

Como aplicar una mascarilla de mayonesa en el cabello: Hay varias versiones sobre cómo aplicar una mascarilla de mayonesa al pelo. Una es aplicarlo en cabello limpio y húmedo tal como se hace con el acondicionador normal y otra es aplicarla sobre el cabello seco antes de lavarlo. Sigue el método que prefieras. Sin importar que método uses sigue estas instrucciones:
1- Aplica mayonesa en todo el pelo, especialmente en las puntas.
2- Cubre tu cabeza con un gorro de baño plástico o una bolsa plástica
3- Deja la mascarilla de 30 a 60 minutos en el cabello (o más tiempo).
4- Lava el cabello como de costumbre con champú y agua templada. Ten cuidado al eliminar la mayonesa porque el aceite pone el piso del baño resbaloso y es fácil deslizarse.

Mascarillas faciales con mayonesa: Si tienes la piel seca, puedes usar esta mascarilla para humectar la piel 8s i la tienes grasa, ni se te ocurra). Pon la mayonesa sobre el rostro limpio y déjala de 10 a 15 minutos.

Mascarilla para las cutículas: Aplícala en los dedos dando masaje y déjala por 10 minutos

Algunos alimentos que suben tu energía

Posted on 28th mayo 2012 by admin in Ten a tu cuerpo bajo control - Tags: ,  

 

No sólo de la cafeína podemos sacar una nueva energía: existen algunos alimentos que te ayudarán a seguir con tu día sin caerte de tu silla.
Avena: Es una fuente de poder muy importante ya que son fuente de fibra y carbohidratos: Se pueden consumir de diferentes maneras, acompañada de leche o en forma de cereal. Ideales para el desayuno y llegar al trabajo al 100%.
Plátanos: Su generosa carga de potasio es ideal para obtener energía rápidamente y de una forma saludable. Se trata además de un nutriente que ayuda a regular nuestro sistema nervioso y muscular. Un par de plátanos a media mañana nos mantienen alertas y concentrados.
Pescado: Un pan con atún en el desayuno o a media mañana aumenta en pocos minutos nuestra energía. Los pescados grasos, ricos en omega 3, son capaces de reducir la depresión e incrementar la concentración.
Huevo: Contiene proteínas, grasas saludables, vitaminas, minerales, antioxidantes y colina, en resumen, todos los nutrientes que el cuerpo necesita. Ello garantiza una mejor disposición, mayor concentración, incrementa nuestra energía y nos mantiene saciados.
Agua: Es uno de los impulsores de energía más rápidos que existen. Ante situaciones de estrés o esfuerzo laboral, lo más común es que nos sintamos deshidratamos. Un par de vasos de agua no solamente refrescan nuestro organismo, sino que también elevan a buena velocidad nuestros niveles de energía.

Humectación invernal

Posted on 28th mayo 2012 by admin in Ten a tu cuerpo bajo control,Trucos - Tags:  

 

Los meses fríos tienen sus encantos, que incluyen el chocolate caliente, los acogedores fuegos y el bello escenario. Pero, también traen algunos problemas, como la piel, el pelo y los labios secos. La clave para tener un cabello hidratado, labios “besables” y una piel suave es la humectación. Considérala como el agua que tomas cuando tienes sed. Cuando tu cuerpo te pide humedad, que lo hará, usa bálsamos, ungüentos, lociones y cremas para no aparezcan las escamas ni las grietas.
Máscara facial humectante: Si tu cara tiende a secarse, aplícate una máscara facial humectante una o dos veces por semana. En lugar de comprar un producto comercial, puedes hacer una casera usando lo que tienes en la nevera. El yogur, las bananas, la miel y la palta tienen efectos humectantes.
Acondicionador profundo: Así como se te seca la piel, lo hace tu pelo. Acondiciónalo cada vez que te laves la cabeza, pero, invierte en un tratamiento acondicionador profundo para aplicarte una vez por semana. Deja que el acondicionador trabaje por unos 20 minutos antes de enjuagarte.
Bálsamo para labios: Los labios que están secos también son incómodos, y a veces causan dolor, y además no son atractivos. Siempre ten contigo un bálsamo humectante rico para labios y aplícatelo cada vez que los sientas secos.
Aceite para cutículas: Como todas las otras partes de tu cuerpo, las cutículas y la piel alrededor de tus dedos se seca en invierno. Esto causa dolorosos desgarros y desprendimientos de piel. Este año no sufras con este problema, invierte en un aceite para las cutículas. Si no, puedes masajear una gota de aceite de oliva en cada uña y la zona que la rodea, deja por unos minutos y lava.
Humectante facial: No todos los humectantes se fabrican de la misma manera y algunos no son los adecuados para tu cara. Debido a que la piel facial es muy sensitiva, y tiene más tendencia al acné o a secarse que las de las otras partes de tu cuerpo, usa un humectante especialmente creado para la cara. Aplícate diariamente una fina capa.
Crema y remojo de los pies: Sólo porque tus pies no están desnudos en el invierno no quiere decir que los debas descuidar. Evita que su piel se escame, esté dura o agrietada con un buen humectante para hacerte baños de pies. Luego aplícate una crema para pies para conservarlos suaves.
Un humectante para todo el cuerpo: Es redundante decir que en invierno necesitas un humectante para todo el cuerpo. Elige una loción que la piel pueda absorber rápidamente y que no deje residuos pegajosos. Huméctate luego de cada ducha y por lo menos una vez por día para evitar la piel de cocodrilo.
Exfoliante: Además de la humectación frecuente, no olvides exfoliarte. Los productos para ello remueven la piel muerta y la mantienen suave. Pon especial atención a los tobillos, los codos y las rodillas. Para hacer un exfoliante casero, agrega azúcar a una crema para cuerpo y pásate una esponja vegetal.

Empatía

Posted on 16th mayo 2012 by admin in Si Venus hablara nos diría - Tags: ,  

 

 

¿Reconoces los sentimientos de las demás personas o comprendes el por qué se sienten así? Esta preciada habilidad se llama empatía, capacidad para ponerse en el lugar del otro, experimentando las emociones de los demás como si fueran tuyas.
La empatía involucra emociones propias y por eso se entienden los sentimientos de los demás. Pero además, y básicamente, la empatía incluye la comprensión de las creencias ajenas, deseos, pensamientos y puntos de vista.
Las personas empáticas son mucho mas adaptables a las sutiles señales sociales que indican lo que otros quieren o necesitan; también son capaces de oír a los demás y de comprender tanto sus problemas como cada una de sus acciones.
Por supuesto será más fácil en aquellas personas que han vivido en un ambiente en el que han sido aceptadas y comprendidas, por ejemplo, donde han recibido consuelo cuando lloraban y/o tenían miedo, donde han visto cómo se vivía la preocupación por los demás, entre otros.
Cuando te preguntes por qué la gente no busca apoyo en ti o se retraen a la hora de hablarte de sentimientos, es porque existen barreras que suelen impedir este acercamiento.
A la hora de relacionarte con los demás, entre los errores que más puedes cometer están: escuchar con prejuicios, dejando que tus creencias e ideas influyan al momento de interpretar lo que les sucede, la tendencia a quitarle importancia a lo que le preocupa al otro e intentar ridiculizar sus sentimientos; dar la razón y seguir la corriente, intentar animar sin más, juzgar, ponerse como ejemplo por haber pasado por las mismas experiencias, sentir compasión, etc. Lo único que hace esto es impedir que se produzca una buena relación empática y bloquear la comunicación.
Las personas egocéntricas tienen más dificultades para pensar en los demás y ponerse en su lugar.
Para desarrollar y/o potenciar habilidades empáticas, te recomendamos lo siguiente:
- Escuchar con la mente abierta y sin prejuicios
- Prestar atención y mostrar interés por lo que nos están contando
- No interrumpir mientras nos están hablando
- Evitar convertirte en una experta que se dedica a dar consejos en lugar de intentar sentir lo que el otro siente.
Antes de dar tu opinión sobre el tema, debes esperar a tener información suficiente, cerciorarte de que la otra persona te ha contado todo lo que quería y de que tú haz escuchado e interpretado correctamente lo esencial de su mensaje. Entonces puedes:
- Hacer preguntas abiertas
- Avanzar lentamente en el diálogo
- Hacer saber que los estamos entendiendo (sin necesariamente tener que dar tu consejo y opinión)
- Procurar no herir con tus comentarios
- Ser respetuosa con los sentimientos y pensamientos del otro
- Ser tolerante

Algunos tips sobre tu cuerpo

Posted on 16th mayo 2012 by admin in Ten a tu cuerpo bajo control - Tags:  

 

1. Si te pica la garganta, ráscate el oído: Al presionar los nervios de la oreja, se genera un reflejo inmediato en la garganta que produce espasmos y alivia la molestia.

2. Para escuchar mejor usa solo un lado del oído: Si estás en una discoteca y no oyes bien lo que te dicen, gira tu cabeza y usa sólo tu oído derecho, ya que éste distingue mejor las conversaciones, mientras el izquierdo identifica mejor las canciones que suenan bajo.

3. Para aguantar las ganas de ir al baño piensa en sexo: Cuando no resistes las ganas de orinar y no tienes un baño cerca, piensa en sexo. Eso entretiene a tu cerebro y el estrés disminuye.

4. Toser mientras te vacunan reduce el dolor: Un grupo de científicos alemanes, descubrieron que si toses al momento que te inyectan, se aumenta la presión en el pecho y en la espina dorsal, lo que inhibe los conductores de dolor de la médula.

5. Si tienes la nariz tupida: Presiona tu paladar y la parte superior de la nariz. Toca el paladar con la lengua fuertemente y con un dedo sujeta la nariz bajo el entrecejo. Esto permite que las secreciones se muevan y puedas respirar.

6. Cuando tengas acidez duerme sobre tu lado izquierdo: Esto permite crear un ángulo entre el estómago y el esófago, para que los ácidos no puedan pasar a la garganta.

7. Cuando te duela una muela frota un hielo en tu mano: Debes pasar el trozo de hielo por la zona en forma de “v” que se produce entre el dedo pulgar y el í¬ndice por la parte contraria a la palma. Esto reduce en un 50% el dolor, ya que este sector está conectado a los receptores de dolor de la cara.

8. Cuando te quemes, presiona la herida con un dedo: Luego de limpiarla zona afectada, haz presión con la mano en la quemadura, ya que esto permite volver a la temperatura inicial y evita la aparición de ampollas (para pequeñas quemaduras).

9. Cuando estés ebrio: Apoya la mano sobre una mesa o superficie estable. Si haces esto, tu cerebro recobrará la sensación de equilibrio y evitarás que todo gire a tu alrededor.

10. Al correr, respira cuando apoyes el pie izquierdo: Esto evitará que sientas picor en el pecho, ya que si respiras cuando apoyas el pie derecho, causas presión en el hígado.

11. Si te sangra la nariz, haz presión con tu dedo: Si te echas para atrás puedes ahogarte con tu sangre, así que lo mejor es apretar con tu dedo el lado de la nariz en que tienes la hemorragia.

12. Para controlar los latidos cardiacos cuando estés nervioso: Pon el dedo pulgar en tu boca y sopla, esto ayudará a que tu corazón deje de latir tan rápido a partir de la respiración.

13. Para aliviar el dolor de cabeza cuando tomas agua muy helada: Al beber algo muy congelado, el paladar se enfría y el cerebro lo interpreta. Por eso debes colocar tu lengua sobre el paladar para que vuelva a su temperatura normal.

14. Previene la falta de visión cuando estás frente al PC: Cuando pones tu vista en un objeto cercano como un computador, la vista se cansa y falla. Para ello, cierra tus ojos, contrae el cuerpo y aguanta la respiración por un momento. Luego relaja todo. Santo remedio.

15. Despierta a tus manos y pies dormidos moviendo tu cabeza: Cuando se te duerma un brazo o la mano, gira tu cabeza de un lado a otro y verás como la sensación pasa en menos de 1 minuto, ya que las extremidades superiores se duermen, por presión en el cuello. En tanto, si es una pierna o un pie, solo camina unos segundos.

16. Fácil método para aguantar la respiración bajo el agua: Antes de sumergirte, haz muchas respiraciones rápidas y fuertes para lograr que el ácido de la sangre desaparezca, pues éste es el que causa la sensación de ahogo.

17. Memoriza los textos en la noche: Cualquier cosa que leas antes de dormir, la recordarás con más facilidad…

Termina con tu soltería

Posted on 16th mayo 2012 by admin in Si Venus hablara nos diría - Tags:  

 

A pesar de que podemos disfrutar de aquellos momentos o períodos de soledad, las personas somos seres sociales y tarde o temprano siempre tenderemos a la búsqueda de un compañero. Sin embargo, muchas veces somos nosotros mismos quienes autoboicoteamos nuestros intentos de encontrar pareja.
Tras una ruptura, los especialistas recomiendan que se pase un tiempo solo y meditando acerca de aquella relación y de los factores que la llevaron a fracasar. No obstante, a veces sucede que este período de soltera se alarga y se transforma en algo de lo que no podemos librarnos, logrando experimentar únicamente relaciones esporádicas y pasajeras.
Existen dos situaciones típicas que nos llevan a perpetuar la condición de solteros:
La eterna búsqueda. Es cuando alargamos el proceso de búsqueda de una pareja, intentando encontrar a la persona perfecta, la cual lamentablemente existe sólo en nuestros sueños. Esta creencia de que siempre se podría encontrar a alguien mejor, se termina convirtiendo en un problema que hace que nunca podamos decidirnos.
La desconfianza aprendida. Esto sucede cuando, a partir de una mala experiencia en una relación anterior, tenemos el temor de que pueda repetirse con nuestra siguiente pareja, lo cual nos hace evitar el compromiso y las relaciones estables.
Consejos para terminar con el círculo de la soltería: Analizar los fracasos anteriores. Muchas veces sucede que nuestras relaciones fracasan unas tras otras. En este caso lo más probable es que estemos cometiendo una y otra vez los mismos errores. Por ello, es importante analizar nuestras relaciones del pasado para sí hacer las cosas diferentes en el futuro.
Ampliar la red social. No, no quiere decir que agregues más “amigos” a tu Facebook. Puede ser que no logramos encontrar pareja porque vemos siempre a la misma gente y nos mantenemos sumergidos en un mismo círculo social todo el tiempo. Amplía tus relaciones interpersonales, visita nuevos lugares y conoce gente nueva.
Aterriza tus expectativas. Cuando esperamos mucho del otro y de aquella primera cita, lo más probable es que terminemos desilusionándonos y descartando esa posibilidad. Por eso, baja tus exigencias para los primeros encuentros, mantén la mente abierta y evalúa siempre darte a ti y a tu cita una segunda oportunidad.
Déjate llevar. Muchas veces estamos tan atadas a normas morales y tan concentradas en aparentar ser un tipo de personas, que evitamos ser nosotras mismas y dejarnos llevar por lo que sentimos y deseamos en el momento. Tampoco se trata de que te descontroles, sino que de que tengas la confianza de ser tú misma.

Aprende a decir No

Posted on 2nd mayo 2012 by admin in Si Venus hablara nos diría  

 

 

Para muchas personas decir que no es algo bastante difícil. Muchas veces respondemos SÍ, cuando en verdad lo que queríamos decir era NO. Esto nos pasa en el trabajo con nuestro jefe y colegas, en la casa con los niños, con nuestra pareja, e incluso con nuestra vecina. Toma nota a estos consejos para aprender a decir NO.
Evalúa los pros y contras: Antes de decir sí o no, debemos evaluar la situación. Algunas veces una respuesta negativa será evidentemente mal recibida. Por ejemplo si una colega te pide ayuda con su trabajo y tú sabes que ella está pasando por un momento personal difícil, si es que puedes lo más adecuado sería ayudarle. Por el contrario, si tu colega se encuentra perfectamente bien y tú presientes que su petición se acerca más a un abuso o flojera por parte de ella, es mejor que te atrevas a decir no. De otro modo, siempre terminarás siendo tú la elegida para pedirle favores y para aprovecharse de tu buena voluntad.
Piensa bien las cosas: Casi siempre cuando tomamos una decisión o damos una respuesta en forma apresurada, nos equivocamos o decimos algo que no queríamos decir. Por eso, siempre procura tomarte tu tiempo para decidir sobre lo que se te solicita, pide un plazo para pensar las cosas, no digas lo primero que se te viene a la mente y mucho menos te apresures en contestar porque te sientes presionado.
No te sientas culpable: Muchas veces nos sentimos culpables al decir que no. Pero esto es un error, ya que no siempre nos vemos en la obligación de aceptar un favor o de ayudar al otro, si es que nosotros no lo consideramos necesario o importante. No te sientas culpable por rechazar una invitación o por no acceder a prestarle dinero a un colega. Siempre evalúa qué tan importante es para ti la otra persona o bien, qué tanto realmente necesita lo que te está pidiendo. Claro está, si estás en las condiciones de ayudar sin problemas, siempre es bueno hacerlo. Nunca sabemos cuándo necesitaremos ayuda nosotros.
Frases alternativas: Muchas veces la palabra No a secas resulta muy dura y poco amable. Por eso, cuando quieras negarte a algo, puedes acudir a frases alternativas que suenan mucho más amigables. Por ejemplo: “Lo siento, pero no puedo”, “Desgraciadamente me resulta imposible ayudarte”, “No puedo hacer lo que me pides, pero dime de qué otra forma podría ayudarte”, etc. De esta forma al otro se le hace más fácil aceptar tu rechazo y al mismo tiempo tú te muestras empático y comprensivo.
Propón otra solución: Si realmente se te hace muy difícil decir que no y no puedes con el cargo de conciencia luego de rechazar o negarte a aceptar un favor, puedes proponerle a la persona otra solución. Por ejemplo: “No puedo acompañarte mañana, pero podríamos dejarlo para otro día”, “No puedo ocuparme de todo tu trabajo, pero si quieres puedo ayudarte a realizarlo”, etc.

Uso de la lavanda

Posted on 2nd mayo 2012 by admin in Ten a tu cuerpo bajo control,Trucos - Tags:  

 

 

 

La lavanda es una planta perenne, muy ramificada y frondosa, de origen francés y del Mediterráneo oeste que es muy empleada en el tratamiento de problemas menores de la piel como acné, eczemas, heridas, hongos y quemaduras. Su aceite se usa para perfumería y cosmética.

La lavanda es muy apreciada en la industria de la cosmética porque añade un toque especial a todo tipo de colonias y perfume. Tiene el poder de relajar y estimular la piel, siendo el ingrediente primordial en los baños.
1. Baños con lavanda:
Ingredientes:
- 1 taza de flores secas de lavanda
- 2 tazas de avena
- ½ cucharada de bicarbonato
Preparación:
Debes mezclarlo todo y triturarlo hasta que quede como harina.
Este baño hará que te relejas y te reconfortará, consiguiendo reanimar tu piel.

2. Sales de baño de lavanda:
Ingredientes:
- 1 taza de sal gruesa
- 1 taza de bicarbonato de soda
- 1 taza de sal Epsom
Preparación:
Mezcla bien todos los ingredientes en un recipiente. Agrega 15 gotas de aceite esencial de lavanda y un cuarto de taza de aceite de almendra.
Coloca la mezcla en un frasco de vidrio. Verte una pequeña cantidad, cada vez que te des un baño caliente.
Recuerda almacenarla protegida de la luz y la humedad.

Cambios verdaderos

Posted on 26th abril 2012 by admin in Si Venus hablara nos diría - Tags:  

 

 

Seguro, todas hemos intentado hacer algunos cambios en nuestras vidas, suaves o radicales. Sin embargo, estos intentos muchas veces terminan en frustración. Si haces cosas y no obtienes el efecto deseado es porque, quizá, no te estás dirigiendo a la causa adecuada. En este caso no es que estés paralizada por el miedo, simplemente no sabes qué hacer, solo ves el problema no la causa. Y eso hace que acabes agotada intentando arreglar o cambiar cosas sin tener resultados, porque todavía no entiendes qué es lo que de verdad hay que cambiar; te estás centrando en el problema no en la causa.
Si en tu camino sientes que chocas con demasiados obstáculos, es posible que te estés aferrando a la idea de nadar en contra de la corriente… y no hay nada más agotador.  Si estás intentando cambiar algo o la actitud de alguien, tendrías que cambiar tu forma de comunicarte o de presentar lo que quieres. Es probable que estés cansada de pedir lo mismo a tu pareja, a tu jefe o a tus hijos, y eso puede deberse, sencillamente, a que te falta estrategia.
Es hora de cambiar de táctica, de analizar la causa de tu problema y centrarte en ella. La cuestión no es cómo puedes cambiar a otra persona o una circunstancia (es difícil que alguien cambie por qué tu quieres y según tus reglas, y hay circunstancias que son como son y punto), sino cómo o qué puedes cambiar tú para conseguir el resultado que quieres. Que las cosas se hagan porque tu quieres es difícil, pero si logras encontrar un forma de que ellos quieran, la cosa cambia… Cambiando tu forma de comunicarte, siendo más persuasiva, poniéndote en el lugar de la otra persona para entenderla mejor, dejando de dar consejos que nadie te pide, intentando entender la causa de ese comportamiento/resultado, etc.
Es complicado, pero es importante que pienses bien en el mensaje de este artículo y en cómo puedes aplicarlo a tu vida: No te limites a esperar a que llegue el éxito, pregúntate qué acciones debes tomar para tener éxito. No te limites a esperar la felicidad, pregúntate qué acciones te traerán felicidad. No te limites a soñar con un futuro perfecto, pregúntate qué acciones harán realidad ese futuro.

Related Posts with Thumbnails